Paul Kossoff, el talento al límite

Paul Kossoff fue uno de esos brillantes guitarristas de finales de los 60 y principios de los 70. Al igual que otros de sus coetáneos como Jimi Hendrix, Janis Joplin o Jim Morrison los excesos en su vida hicieron que muriera con tan sólo 25 años. La fama le llegó con el grupo

 Free (en el que también estaba el cantante Paul Rodgers) gracias sobretodo al tema “All Right Now” y uno de los riffis más pegadizos de la Historia de Rock. Paul Kossoff nació en Londres en 1950, era hermano del actor David Kossoff y ambos se criaron en el seno de una familia de origen ruso. Comenzó a tocar en pequeñas bandas al tiempo que trabajaba en una tienda de discos. En esa tienda conoció a un recién llegado a Inglaterra Jimi Hendrix. Allí mismo el guitarrista extraterrestre le tocó una versión de su “Little Wing” que marcaría para siempre la vida de Kossoff. Después vendría Free y el éxito comercial. Pero vamos a dar un salto hasta el final de su período junto a esta banda. En 1972 Free ya se había descompuesto y Kossoff ni siquiera tocó en todas las canciones de su último disco debido a su lamentable estado físico y mental debido a su adicción a diversas drogas. En palabras del propio Paul Rodgers: “Koss se pasó de vueltas… Daba miedo verle, no podía ni encender el ampli…” A pesar de esto, Kossoff lanza en 1973 su primer álbum “Back Street Crawler” acompañado de algunos colegas, entre ellos el batería de Yes Alan Withe.  La leyenda cuenta que la repentina muerte de su ídolo Jimi Hendrix marcó definitivamente el resto de su corta vida. Kossoff comenzó a abusar de la cocaína y la heroína a partes iguales y su cuerpo se iba resintiendo. Sin embargo “Back Street Crawler” había funcionado así que se animó a formar una banda, llamándola igual que su primer disco en solitario. En la banda estaban Terry Wilson-Slesser al bajo y voz, Mike Montgomery a los teclados y Tony Braunagel a la batería… Hay una anécdota que cuenta que en 1969 durante la gira de Blind Faith y Free, Eric Clapton le pidió a Kossoff que le enseñara ese vibrato tan característico.”The Band Plays On” (1975) fue el segundo trabajo de Kossoff como líder y compositor. Luego llegaría “2nd Street” (1976), donde John “Rabbit” Bundrick, (un viejo conocido de Free) sustituyó a Montgomery a los teclados. Y es que los amigos son los amigos por mucho que un grupo no funcione o haya demasiadas peleas. Paul Rodgers también quiso participar en el primer trabajo de Koss y lo hizo cantando en el tema: “Molten Gold“.Paul Kossoff fue un guitarrista excelente, uno más de una brillante generación para que el blues fue una religión. Su maravillosa técnica y su emocionante vibrato no hacen sino acrecentar la rabia por su prematura muerte en un fatídico trayecto de avión entre Los Ángeles y Nueva York el 19 de marzo de 1976 a la edad de 25 años.

Jordi Jendrix.