La cosa, desde el otro mundo 1951 (según Dimitri Tiomkin)

 El ocaso del cine clásico de terror

Para terminar con este mini-ciclo de una semana dedicado a la música de terror os presentamos un clásico “La cosa, desde el otro mundo”, cuya banda sonora fue compuesta por el gran Dimitri Tiomkin. “La Cosa” es una película de 1951, dirigida por Howard Hawks (sí, aquel que dirigió a Bogart en El sueño eterno). El film fue bien recibido por público y crítica, pero también marcó el fin de una época de cine de terror que comenzó allá por los años treinta. Lo primero que hay que decir es que en el año 1982 John Carpenter realizó un remake más conocido que la peli original y también más fiel al relato original de John W. Campbell. La historia nos habla de un grupo de científicos que se desplaza a Alaska tras observar la caída de un objeto volador no identificado. La investigación descubre un gran bloque de hielo con un ser gigantesco atrapado en su interior. Al principio el grupo de científicos decide esperar órdenes del ejército antes de descongelarlo, pero un descuido hace que “La cosa” se libere de sus cadenas de hielo antes de lo esperado. A partir de aquí comienza la aventura. Resulta muy interesante decir que esta película se realizó poco tiempo después del lanzamiento de la bomba de Hiroshima, cuando la opinión de la gente acerca de los científicos no era muy buena.

En cuanto a Dimitri Tiomkin (el compositor de esta brillante banda sonora) podemos decir que es uno de los pioneros en el arte de poner música a las imágenes. Junto a Max Steiner, Franz Waxman y Bernard Herrmann (todos ellos forman parte de este ciclo) creó todo un lenguaje musical asociado a las distintas escenas: acción, miedo, amor, seguridad… De hecho Dimitri Tiomkin nació en Ukrania y estudió en el conservatorio de San Petersburgo y luego se trasladó a Berlin para completar sus estudios en composición. Todavía en 1925 Tiomkin recibió una oferta para trabajar en Estados Unidos. Allí conoció a George Gershwin y después fue el primer director en presentar en Europa las obras del autor de Rhapsody in blue. En realidad podríamos decir que Tiomkin ejerció de puente entre América y Europa, porque también llevó muchas de las obras contemporáneas al Carnegie Hall de Nueva York. Después comenzaron los encargos para la nueva industria del cine y Dimitri se quedó a vivir en EEUU. Ganó cuatro oscars de la academia y fue el primero en obtener dos por la mísma película (uno por el mejor score y otro por la mejor canción ).

Con “La Cosa” termina nuestro mini-ciclo dedicado a algunas de las mejores bandas sonoras de películas de miedo, sin duda a las pioneras en este género. Esperamos que os haya gustado y si os gustaría otro ciclo de música de cine admitimos todo tipo de sugerencias en jefes@ensayosjendrix.es. Gracias a tod@s!

Jordi Jendrix.