The Dictators: los auténticos pioneros del punk

A principios de la década de los 70 surgió una banda llamada The Dictators. Y hoy a llegado el momento de saldar una deuda histórica. ¿Ramones? ¿Qué mierda son los Ramones? Los auténticos y genuinos pioneros del punk fueron The Dictators. No sólo por su sonido directo y apabullante, también por las letras de sus canciones y por su actitud… ésto último lo más importante del punk. Si no me creéis mirad esto: sólo un par de títulos de sus canciones: Haircut & Attitude (corte de pelo y actitud),(I Live for ) Cars & Girls (supongo que no hace falta traducir esta letra).

Su líder y fundador, el bajista Andy Shernoff, dijo en una entrevista concedida en 1999 que su banda “se formó en la Prehistoria del rock, en 1973. Entonces no había nada, ni MTV, ni Nirvana, ni Sex Pistols, ni Ramones… sólo éramos unos adolescentes que sentían que el rock&roll había perdido la diversión, así que decidimos tratar de devolvérselo”. Hablando de diversión Dictators comenzaron llamando a su primer álbum “Go Girl Crazy” (1975 ) y cuando Shernoff se refiere a que el rock había perdido diversión sin duda se refiere a que por aquella época lo que estaba de moda era el rock progresivo o sinfónico de bandas como Pink Floyd, Genesis, Yes, King Crimson. Un rock tan elaborado y complejo que a veces perdía esa inmediatez y energía que el rock exige para pasarlo bien.

Claro, cuando uno piensa en el movimiento punk se le vienen a la cabeza muchas o pocas bandas, pero sólo desde hace poco se viene reivindicando a The Dictators como auténticos pioneros en este estilo. ¿A qué se debe? ¿Es una cuestión de estética? ¿Es una cuestión puramente musical? Ramones se llevaron todos los méritos, todas las camisetas y todo el reconocimiento…  De nuevo Andy Shernoff (bajista y principal compositor de las canciones) señala que en su primer disco nadie sabía muy bien cuál era su estilo: allí había un poco de punk, de hard rock, de metal, de pop y de música surf. Esto, unido a una producción un tanto floja en comparación con sus actuaciones de directo, hicieron que la acogida del disco fuera muy modesta, sobretodo comparada con el primer disco de Ramones.

Resulta muy curiosa la proximidad de esta banda con el Heay Metal y al Hard Rock. Shernoff señala que AC/DC es una de sus bandas favoritas y Ross Friedman (el guitarrista fundacional de The Dictators) montó en 1982 la banda metal Manowar. En 1978 llegó “Bloodbrothers”, el tercer disco de la banda y también el último del grupo original. A partir de ahí comenzó un baile de músicos en el que Andy Shernoff hacía de pilar básico. No en vano siempre fue el compositor de las canciones. 

En la década de los 80 los integrantes de The Dictators terminaron en su mayoría como productores o músicos de otras bandas. Fridman produjo al grupo Anthrax, y Shernoff grabó una gira de The Fleshtones. En cambio, sin haber sido una de las bandas punks más reconocidas en su propio tiempo están reviviendo un éxito sin precedentes en la actualidad. Sus conciertos siguen siendo la misma fiesta que fueron a finales de los 70 y muchos músicos reconocen el valor pionero de esta banda neoyorkina. “Who Will Save Rock&Roll” que se ha convertido en todo un himno. 

 Jordi Jendrix.