Dirty Harry (1971)

El compositor argentino Lalo Schifrin es uno de los músicos más creativos y originales de todos los tiempos. Además fue un innovador y también el precursor de un estilo que años más tarde se llamó acid-jazz. Esto sucedió en 1971 y es resultado de su trabajo para la película de acción “Dirty Harry” (“Harry el sucio”, en español). ¿Por qué esta banda sonora y no otra de las múltiples que compuso Schifrin? Simplemente porque creó escuela. A partir de aquí las películas de persecuciones y disparos quedaron ligadas al jazz-rock. Y fue Schiffrin en 1971 quien lo hizo posible.  Después de una carrera dedicada al jazz, a finales de los 60, Lalo Schifrin se hizo muy popular en el mundo de la televisión gracias a su conocida melodía para la serie “Misión Imposible” (sí, la melodía en 5 x 4 que todos conocéis) y sus composiciones para otra serie mítica “Starsky & Hutch”. Entonces empezó a trabajar para diferentes cadenas de televisión estadounidenses, y también conoció al productor y director Don Siegel. Su primera película juntos fue “La jungla humana”, también con Clint Eastwood y también de género policíaco. Después llegaron “Dirty Harry” y “Bullit”, y con todas ellas Schiffrin consagró un estilo jazz-rock para las escenas de acción que todavía hoy perdura.

 “Harry el Sucio” tuvo muy buena acogida en las salas de cine. El género se volvió un éxito, la película tuvo varias secuelas (todas con la música de Schiffrin) y también algunas imitaciones malas. Todo el mundo reconoció el acierto en la combinación de música clásica, jazz y rock psicodélico, algo que sólo el compositor argentino podía hacer porque sólo él dominaba todos estos estilos. Se podría decir que Schifrin hizo una banda sonora llena de sonidos acid jazz, 25 años antes de que este estilo se inventara.

 Jordi Jendrix.