“Jazz side of the Moon”, Pink Floyd en manos del Sam Yahel Quartet

En Marzo de 1973 el cuarteto inglés Pink Floyd lanzó un disco que iba a hacer historia. Se llamó “Dark side of the Moon”, y desde entonces fue un auténtico éxito en ventas y en críticas. Popularizó al grupo a nivel mundial y marcó un antes y un después en la producción de rock. Gracias a este disco, entre otros, la música popular empezó a ser más, empezó a ser reconocida como música capaz de aspirar a ser arte, empezó un camino fantástico que los críticos dieron en llamar rock progresivo o rock sinfónico. Hoy, 38 años después la vigencia de este disco sigue presente y sus canciones son reconocidas en el mundo entero. Desde que descubrí este alucinante disco conceptual he podido escuchar innumerables versiones de canciones como “Time” o “Money”, pero todas siempre me habían decepcionado respecto al original. Ese es el problema de hacer una versión: mientras la escuchamos tenemos presente el original y la comparación sueler ser terrible porque esperamos algo más. Por esto es fundamental tener claro que en una versión tenemos que poner mucho de nuestra parte para dejar claro que no queremos estropear el original. En esto de versionar estándar nadie sabe más que los músicos de jazz, capaces de retorcer una melodía archiconocida para darle un toque personal y pasar por encima de las odiosas comparaciones. Así, me ha sorprendido escuchar el tributo a Dark Side of the Moon realizado por el Sam Yahel Quartet porque es un auténtico homenaje a este clásico del rock pero con estilo propio. Para empezar Sam Yahel y su grupo no encaran las canciones como si fueras sagradas, intocables. Todo lo contrario. Siendo un cuarteto acústico de jazz (batería, guitarra, teclado y saxo) hubiera resultado un poco absurdo plantearse hacer las canciones iguales porque en la obra original de Pink Floyd hay numerosos efectos y sintetizadores electrónicos que hacen imposible su ejecución. Sam Yahel y su grupo enfoca con mucha imaginación este aspecto y tiran de todo tipo de recursos para ejecutar temas como “On the Run” (compuesto enteramente con sintetizadores).

Resumiendo: el conocido y experimentado Sam Yahel (teclados) junto a Mike Moreno (guitarra), Ari Hoenig (batería) y Seamus Blake (saxo), han llevado a cabo un merecido tributo a este álbum, titulado ingeniosamente “Jazz Side of the Moon”, y lo han hecho desde el respeto al disco original y a sí mismos como músicos porque son auténticas versiones realizadas con estilo propio. El disco se publicó en 2008 y contiene todas las canciones del “Dark Side of the Moon”, excepto la última “Eclipse”. Están cambiadas de orden (algo que en otro álbum no se notaría), es decir, están adaptadas al ritmo que Sam Yahel y su cuarteto quieren darle al disco. Y hablando de ritmo, estos músicos de jazz no han tenido problema en cambiar el ritmo de muchas canciones adaptándolas así a los intereses instrumentales del jazz, menos marcado que el rock. Un fantástico trabajo que se deja escuchar por sí mismo, y en el que por momentos llegamos a olvidar el original para dejarnos llevar por geniales improvisaciones.

 Jordi Jendrix.