30 de Noviembre – “The Wall” y “Thriller”, la fecha que cambió el mundo

Puede que el 30 de Noviembre sea una fecha clave en el cosmos, que de alguna manera el tiempo confluyera de una forma especial sobre nosotros, los pobres seres humanos de este infame planeta. Pero el caso es que acabo de descubrir una relación especial e imposible entre dos discos nada parece tener que ver, salvo la misma fecha de lanzamiento, aunque en años diferentes: el 30 de Novimebre el mundo pudo conocer “The Wall” (1979) de Pink Floyd y “Thriller” (1982) de Michael Jackson.

Los más puristas en esto del rock querrán asesinarme por situar en el mismo artículo dos músicos tan dispares como lo puedan ser Roger Waters y “El Rey de Pop”. Para evitar susceptibilidades diré lo primero que me encantan ambos discos, cada uno a su manera (y siempre teniendo en cuenta que “The Wall” es una obra conceptual y “Thriller” es un disco irregular con supertemazos y alguna que otra canción muy discreta para el olvido). Así pues, en las próximas líneas vamos a fantasear un poco con lo que tienen en común ambos espectaculares trabajos y sus repercusiones en la historia de la música popular.

“The Wall” se lanzó como disco doble el 30 de Noviembre de 1979 en Inglaterra y unos días más tarde en EEUU. Definida como “Rock Ópera” supone sin duda el fin de Pink Floyd. Un grupo así, obligado a superarse y reinventarse disco a disco debía tener los días contados por esa espiral de autodestrucción en la que se habían metido. Sus conciertos cada vez eran más grandes, más apocalípticos; sus discos cada vez más concepuales, más críticos, musicalmente más complejos y cada vez más barrocos. “The Wall” los superó a todos. Es un trabajo megalómano, depresivo, deja a cualquiera al borde de la extenuación, y por supuesto a Gilmour, Manson y Write, que dejaron a Waters en cuanto pudieron. Todavía hoy me llama la atención el increible impacto que dejó entre el público porque, reconozcámoslo, es un disco bien extraño y oscuro y sin embargo… arrasó en ventas. Más de 19 millones de copias entre 1979 y 1990, y 15 semanas en lo más alto de las listas de ventas.Números brutales para un disco en el que no se puede sacar una sola canción en plan single. Aunque bien es cierto que “Another brick in the Wall part 2” es hoy en día una canción tan famosa como el cumpleaños feliz. Luego era posible, era posible crear un disco absolutamente personal y crítico con el mundo, pero también innovador y experimental, y además… comercial. Juntar las palabras “disco” y “Pink Floyd” parece un sacrilegio pero, nadie me negará que el ritmo de “Another Brick in the Wall” es bien pegadizo, y el impacto de sus graves (con la base bajo-bombo grabada con una calidad desconocida hasta la época) llamó la atención hasta a los más necios productores disco.

Quincy Jones no era un infame productor de música disco. Y cuando ayudó a Michael Jackson a partir de 1979 con “Off the Wall” (todo parece casualidad en este artículo) a deshacerse de la imagen de los Jackson 5 para labrarse una carrera propia no tenía ni idea del brutal impacto que causaría ese chico con “Thriller”, su segundo trabajo en solitario. Fue lanzado el 30 de Noviembre de 1982 y todavía a día de hoy es el disco más vendido de la historia con más de 100 millones de copias en todo el mundo. La renovación del R&B y de la música disco que Jackson había surtido efecto. Las canciones eran buenas (no todas), muy buenas, pero otro elemento se presume fundamental para entender este fenómeno mediático: la utilización creativa del videoclip. Hasta la fecha el videoclip se entendía simplemente como las imágenes de una canción, pero ésta tenía todo el valor. El coreógrafo Michael Jackson pensó en algo distinto, un vídeo larguísimo, una historia, una trama. Aunque fuera algo como la llegada de unos zombies bailarines, el tema hipnotizó a la audiencia, seguramente tanto como lo hizo Pink Floyd con “The Wall” y todas esas imágnes que hoy constituyen un icono mundial, no sólo de la música, también de la sociendad opresiva.

En resumen, y antes de que los puristas de rock rompan el ordenador, la casualidad hizo que dos álbumes tan brutales y con tanto impacto social como “The Wall” y “Thriller” se lanzanran el mismo día 30 de Noviembre. Ambos revolucionaron la música, cada uno en su apartado, pero ambos entendieron que la música es más con imagen. Vídeoclip o película, baile o dibujos oníricos, invasión de zombies o depresión profunda, todo ello contribuyó a poner imagen a la música, a dar un paso más allá en la industria musical.

Jordi Jendrix.